valor del dinero

El valor del dinero que dejas de invertir: lo peor que puedes hacer

¿Conoces el valor del dinero que tienes en casa? Si eres de los que guarda ahorros en una hucha o los tienes en la cuenta bancaria y evita invertir, esto te interesa.

Guardar el dinero en un baúl parece de lo más seguro. Eso, hasta que todos los billetes —cual tesoro de un pirata— los destruyen las termitas.

Sí. ¡Las termitas!

Eso fue lo que le ocurrió a un granjero en la India que, decidido a construirse una casa, abrió su baúl con dinero y encontró los ahorros de toda su vida destrozados, según el relato del periódico The Times of India.

Cuando se tiene un objetivo financiero: comprar un chalet, complementar la jubilación, realizar un máster en Alemania o viajar con la familia a Disney, por supuesto, el primer paso es el ahorro.

Guardar una parte de los ingresos mensuales nos ayuda a cumplir esos deseos futuros, hacer frente a imprevistos como quedarse sin empleo, y también a proteger nuestra estabilidad.

Pero ahorrar no es todoAsí como tampoco tener únicamente una cuenta corriente, porque aparte de los costes asociados (que con el tiempo van aumentando), el dinero pierde su valor producto de la inflación.

¿Con 100 euros compras hoy en el supermercado la misma cantidad de productos que hace 10 años?  Seguro que tu respuesta es la misma que la nuestra.

La inflación es el aumento del precio de bienes y servicios. Para el Banco de España, la inflación es el “incremento del nivel general de precios” que se representa en el IPC (Índice de Precios de Consumo).

Aquí la paradoja. Cuando se ahorra es “para tener más dinero”, pero si no se pone a trabajar ese dinero, entonces, no se capitaliza y la inflación hará que se termine devaluando (como las termitas comiéndose tu dinero).

 

Invierte, aunque tu perfil sea conservador

Sin movimiento, el dinero no produce ganancia.

Por ese motivo, por muy conservador que sea tu perfil de riesgo, lo aconsejable es invertir.

Invertir es dedicar una parte de tu capital a una operación o actividad económica con el objetivo de obtener ganancias.

Para ello, existe una serie de instrumentos con características distintas y potencial de ganancia y riesgo, que van desde los más conservadores como los depósitos a plazo o la renta fija hasta otros con mayor exposición como la renta variable: fondos de inversión, participaciones preferentes, commodities (materias primas), ETFs (fondo cotizado en Bolsa), acciones, entre otros.

Por lo tanto, a la hora de invertir ten claro:

· Objetivos de inversión.
· Horizonte de inversión (plazo en el que el inversor prevé mantener su capital en inversión).
· Cómo funciona el instrumento.
· Los retornos que se pueden alcanzar.
· El riesgo.
· Facilidades para rescatar el dinero.
· Costes por administración.

 

Consejos para empezar invertir (cuanto antes)

Primero que todo, como Tyché-igs te recomendamos que cuando decidas invertir siempre te hagas asesorar por un experto financiero.

¡Ahora vamos con los consejos!

Mientras antes empieces a invertir, mejor. Y en ese plano, la renta variable puede ser un excelente vehículo. Si bien, el riesgo es mayor —ya que invierte en instrumentos volátiles— y siempre existirán oscilaciones en el mercado, en el largo plazo suele entregar una rentabilidad mayor.

Otra razón es el beneficio del interés compuesto, porque los intereses generados se van sumando en el capital inicial haciendo que el dinero se multiplique a un ritmo creciente.

También ganarás en experiencia y conocimiento, por lo que podrás armar un portfolio de inversión adecuado a tus objetivos, necesidades y perfil de riesgo.

A la hora de invertir se recomienda priorizar las metas a largo plazo (antes que las metas a corto plazo), ya que suelen ser las más grandes (el ahorro para la jubilación o la compra de una casa, por ejemplo).

Si las pospones, el tiempo empieza a jugar en contra y cuando comiences a evaluar puede ser tarde.

No obstante, si buscas invertir con posibilidad de retirar tu dinero cuando sea que lo necesites, lo más aconsejable es invertir en instrumentos a corto plazo y con alta liquidez.

 

Independiente de cual sea tu perfil de riesgo y tus objetivos, invierte. Por más dinero que metas a la hucha que tienes en ese mueble de la cocina perderá valor si lo dejas ahí.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro personal de Soporte se encuentra en plena disposición para ayudarte en tiempo real!
👋 Tienes alguna consulta?