subrogación hipotecaria

Mejorar las condiciones de nuestra hipoteca y reducir la cuota mensual ahora es más sencillo que nunca con una subrogación hipotecaria. A través de la tecnología podemos conocer nuestro ahorro en minutos y más tarde contratarlo.

 

El hogar como centro de nuestras vidas

Nuestro hogar es hoy en día nuestro todo: oficina, gimnasio, restaurante, parque, centro de ocio… El confinamiento y la situación actual ha generado que nos replanteemos nuestras prioridades y la importancia del lugar donde vivimos. El hogar nunca había adquirido tanta importancia como la que tiene ahora, por lo que es el mejor momento que nos paremos a analizar nuestros gastos hipotecarios y nos planteemos si es posible mejorarlos. En un momento en el que la economía se encuentra en la cuerda floja, la posibilidad de mejorar nuestra hipoteca puede ser vital para aumentar los ahorros familiares.

 

 

¿Qué es una subrogación hipotecaria?

Subrogar una hipoteca es la operación que implica mejorar las condiciones de un préstamo hipotecario mediante un cambio de entidad bancaria. En el caso de que otro banco ofrezca unas mejores condiciones para tu hipoteca, el cliente tendrá la posibilidad de cambiarse a este nuevo banco o recibir una nueva oferta por parte de su banco. De esta forma, el cliente puede verse beneficiado en el pago de su hipoteca. En caso de subrogación, el cliente debe valorar si le compensa realizar los costes de notaria, gestoría, registro y comisiones bancarias (aunque algunas veces es la nueva entidad la que asume los gastos).

 

Entienda mejor todos los factores que debemos tener en cuenta antes de contratar una hipoteca en esta entrada de nuestro blog.

 

¿Subrogación o novacion?

En el caso de que nuestro banco nos mejore la oferta anterior y queramos mantenernos en la entidad bancaria actual. Este es el concepto llamado novación. ¿Qué cambios suelen aportar una novación hipotecaria?

  • Cambio del tipo de interés pactado incialmente.
  • Cambio del indice de referencia, por ejemplo: Pasar del IRPH a EURIBOR.
  • Realizar una ampliación de capital.
  • Realizar reducciones o ampliaciones en el plazo de amortización.

 

En España, la novación es un proceso más sencillo y barato que la subrogación pero igualmente supone gastos que dependerán de los cambios que se realicen en el contrato de la hipoteca. Además, los bancos establecen comisiones por modificación de contrato, generalmente entre 0% y 1% del capital pendiente a pagar de la hipoteca. Además de la comisión del banco, en España, existen otros gastos:

  • Notario: Entre 0,2% y 0,5% del capital pendiente
  • Registro de la Propiedad: Se estima que son el 50% de los gastos del Notario
  • Gestoría: Se contrata con una empresa privada y es negociable ya que no está regulada
  • Tasación: Los precios por tasación varían de acuerdo a la vivienda que se tase, normalmente este importe se encuentra entre 250 y 350 euros

Además existe un impuesto, pero solo se cobra si se realizan ampliaciones de capital. En este caso se deberá pagar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD) que es normalmente el 0,5% sobre el capital que se está ampliando. El porcentaje de este impuesto puede ser diferente en distintas Comunidades Autónomas de España.

 

¿Qué podemos mejorar en una subrogación hipotecaria?

Las condiciones que suelen verse afectadas por una subrogación hipotecaria suele ser las principales: tipo de interés, diferencial, plazo de amortización, comisiones o vinculaciones… En este caso, podemos rebajar los términos anteriores con el fin de eliminar cláusulas abusivas con nuestra nueva hipoteca. En el caso de una persona que contrató un préstamo hipotecario a tipo variable en el pasado, y ahora, quiere realizar una subrogación hipotecaria a tipo fijo le permite beneficiarse de lo bajas que están este tipo de hipotecas de este tipo de interés y asegurarse una cuota más baja y no cambiante con el paso de los años.

 

 

¿Qué debemos tener en cuenta cuando queremos subrogar nuestra hipoteca?

  • Las ofertas de mercado actuales pueden asegurarnos unas condiciones mejores a las que nosotros contratamos en el pasado.
  • Las comisiones de subrogación.
  • La penalización por cancelación de la hipoteca con el antiguo banco.
  • Las vinculaciones a la nueva hipoteca como: seguros de vida, hogar, planes de pensiones, tarjetas de crédito…
  • Los gastos derivados de la apertura de la nueva hipoteca, teniendo en cuenta la normativa actual. En este caso, el prestatario queda exento de asumir el impuesto de actos jurídicos documentados y los gastos de asesoría y notaría.
  • Cuanto capital queda por amortizar, si queda poco, seguramente no compensa realizar este cambio.

 

 

¿Cómo valorar la subrogación hipotecaria desde casa?

Analizar las diferentes ofertas de las entidades bancarias puede ser un proceso bastante tedioso y pesado, por lo que por lo que te recomendamos esta plataforma de comparación hipotecaria para poner a su disposición la opción de subrogación hipotecaria. En este proceso, realizado de forma digital en tu hogar, puede apuntar tus exigencias para la nueva hipoteca y nos encargamos de encontrarte las mejores ofertas que se adaptan a lo exigido.

 

Si te decides por alguna de nuestras ofertas, nuestro equipo se encargará de ayudarte a negociar mejor estas ofertas con las entidades bancarias. Te acompañaremos durante todo el proceso de la contratación y ahorraremos papeleo y tiempo al no tener que acudir a los bancos puerta por puerta. A su misma vez, te certificamos que no vamos a cobrarte nada por este servicio, es totalmente gratuito.

 

 

Subroga tu hipoteca

En tan solo 10 minutos y con un solo clic, introduciendo tus datos sobre el contrato actual, te informaremos sobre el posible ahorro de la nueva cuota mensual a través de diferentes ofertas de los mejores bancos. Debes tener en cuenta algunos datos que puedes encontrar en la aplicación de tu banco o pidiendo a este que te envíe una copia de tu contrato de forma virtual. Con esta información, te realizaremos una serie de preguntas:

  • ¿Cuánto te falta por pagar?
  • ¿A cuántos años hiciste la hipoteca?
  • ¿En que año firmaste la hipoteca?
  • ¿Qué tipo de interés tiene tu hipoteca?
  • ¿A qué tipo de interés te gustaría calcular tu hipoteca?
  • ¿Con qué entidad bancaria tienes tu hipoteca?

 

Con estas preguntas resueltas, te mostraremos al momento nuestro comparador de hipotecas. Aquí podrás ver claramente el ahorro que te va a suponer en la cuota mensual las propuestas de los bancos. El siguiente paso ya sería subir la documentación que el banco solicita para realizar el estudio de riesgos (con un acuerdo de total confidencialidad) y, a partir de aquí los gestores de los bancos seleccionados te llamarán para darte más detalles sobre sus condiciones.

 

 

Información adicional

El equipo de TYCHÉ-IGS te acompañará durante todo el proceso de contratación de la nueva hipoteca por subrogación hipotecaria. Nuestro equipo de gestores profesionales te ayudará tanto a escoger la mejor hipoteca como aconsejarte por que entidad te beneficiarias mas, con una total sinceridad y sin preferencias. De todos modos, también nos gusta que nuestros clientes estén informados lo máximo posible. A través de nuestro blog tienes a tu disposición nuestro diccionario hipotecario donde dejamos a nuestros clientes definiciones de términos hipotecario para resolver cualquier duda.

 

¿Preparado para comenzar? En este enlace encontrarás la plataforma para subrogar tu hipoteca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro personal de Soporte se encuentra en plena disposición para ayudarte en tiempo real!
👋 Tienes alguna consulta?