Seleccionar página

Muy de acuerdo con el estudio, diría que en un país con tan poca cultura de previsión hace falta mucho más esfuerzo de comunicación por parte de las compañías para que el mensaje llegue.

Hubo un época en que eramos un país ahorrador y por tanto quizás la previsión no era tan importante, pero en la actualidad , cuando ahorrar es tan difícil, sería muy interesante introducir o fomentar más la cultura de la previsión, en esta caso con el seguro de vida. Es curioso como la adquisición de vivienda aun con pago de hipoteca en momentos muy oneroso ha cundido y en cambio el seguro siempre ha sido visto como un gasto. Tenemos la obligación de transmitir la necesidad de proteger a los nuestros, sobre todo si somos los aportadores de los ingresos familiares para cuando ya no estemos.

Joaquim Altés Gimenez 

Informacion interesante de la mano de Metlife sobre los seguros de Vida

  

  MetLife ha liderado el estudio ‘La contribución social y económica de la industria de los seguros de Vida’, con el objetivo de profundizar en la importancia que tiene este negocio para el conjunto de la sociedad. Una de las principales conclusiones que se extraen de este trabajo, elaborado junto a The Battle Group, es que el negocio asegurador de Vida es «un dinamizador del crecimiento económico y es importante para la salud general y el bienestar financiero de los hogares».

En este sentido, en el estudio se hace hincapié en que las aseguradoras que operan en Vida «son vitales para una economía y sociedad moderna que funcione eficientemente» y también que «son un contribuyente clave para permitir un crecimiento económico robusto a largo plazo».

En el estudio se pone en valor que los seguros de Vida «brindan protección a millones de familias contra el riesgo de muerte prematura, enfermedad, discapacidad o unos ingresos de jubilación inadecuados». Por ello, los autores del informe subrayan que «las aseguradoras que ofrecen este tipo de productos mejoran la calidad de vida de sus clientes y ofrecen una manera eficiente de proporcionar protección financiera y tranquilidad a muchas familias». Por tanto, insisten, en que los seguros de Vida «proporcionan una red de protección ampliamente difundida en la sociedad española».

En el estudio también se constata la contribución de los seguros de Vida a la economía. Y detallan algunos ejemplos, como que «ayudan a canalizar los ahorros familiares de una gran parte de la población hacia inversiones productivas» y que «promueven el crecimiento económico a través de sus propios canales de financiación e inversiones únicos».

Además, los autores recalcan otras aportaciones de las aseguradoras que operan en Vida: «Igualan cuidadosamente los activos y pasivos según lo exigen las prácticas comerciales prudentes y la regulación de seguros. Invierten principalmente en activos de renta fija para igualar los pasivos a largo plazo asociados con seguros de Vida y Rentas vitalicias. Además, reducen en gran medida su necesidad de activos líquidos y les permite desempeñar un papel estabilizador en el sistema financiero durante las crisis financieras. Y juegan un papel crítico en el mercado de deuda de colocación privada».

Por último, se pone de manifiesto que el negocio de los seguros de Vida «proporciona flexibilidad y dinamismo al sistema público de pensiones» y que ayuda a «aliviar indirectamente el gasto del Gobierno en otros programas de asistencia social al mantener a los hogares fuera de la pobreza en caso de incapacidad o fallecimiento».

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies